PEQUEÑO COMERCIO VS GRANDES SUPERFICIES. (BLOG)

  • Blog

 

Odio los centros comerciales, los hipermercados, las cadenas de ropa, de comida rápida, las franquicias, las cadenas hoteleras, es una mala manera de repartir la riqueza, mientras uno gana dinero sin ni siquiera tener que romperse la cabeza en crear algo nuevo.
 
Todo viene estipulado por "los de arriba" como colocar las prendas, a que precio vender, como disponerla en los escaparates, como atender a los clientes, cuando abrir, cuando cerrar, a que hora etc...
En cuanto a los "restaurantes" ya sabéis, mas de lo mismo, todo viene prefabricado, nada es malo, nada es bueno, es simplemente anodino, no te enferma, no te emociona, te alimenta, aunque eso sí cuesta lo mismo, o un poco menos que el de un comercio pequeño.
Me refiero a los Telepizza, Mc Donalds, Tagliatella, Zara, Media Markt, Mercadona, Starbouks (o como cojones se escriba), Häagen Dazs (o como cojones se escriba), Leroy Merlin, Decathlon, Ocine, Bufalo Grill, Dooner Kebab. Aquí podéis añadir todos los comercios de la competencia, y todas las marcas paralelas, (imperio Inditex).
Este modelo de negocio se ha cargado a miles y miles de pequeños comercios, donde antes había un bar con un señor detrás de la barra que se traía los embutidos de Extremadura, por ejemplo y donde servían un vino de garrafa de cooperativa ahora hay un Starbouks de esos donde hacen el mismo frapuccino que en Istambul, Londres y Ontario.
Donde antes había una mercería donde una señora de medidas generosas donde encontrar aparte de medias, bragas y calcetines también cordones, cremalleras, lana e hilo, eran otros tiempos antes se cosía, ahora se tira, ahora te encuentras un puto Women Secret con los mismos modelitos que en Cáceres.

 
 
Donde había una tienda de ultramarinos, donde comprar ese jamón dulce tan bueno, o los primeros tomates de la huerta de algún conocido o propio, donde podías pedir consejo para comprar un vino o queso, que sabes que nunca te iban a engañar ahora hay un Mercadona donde casi solo puedes comprar sus productos de gama blanca, (con los que consiguen estrangular a los productores) o sus naranjas provenientes de Argentina, (para un valenciano hay que echarle cojones...).
Donde antes había ese cine de barrio donde hace tiempo ponían 2 películas, y donde mas tarde se especializaron en traer esas otras películas digamos, no tan comerciales, algunas en VO, ahora tienes que coger el coche e irte al puto centro comercial para ver la mayoría de las veces algún bodrio americano y joderte porque tu compañero no para de comer palomitas y sorber su puta coca cola.
Me está saliendo un post muy cascarrabias, será que me hago mayor, pero quisiera romper una lanza por todas las PYMES (como nosotros) que se rompen los cuernos por ser ellos mismos, por ofrecer su producto, por resistir a la avalancha del Yo no soy tonto, del Ya es primavera en el Corte Ingles, del I'm Lovin it y de la madre que los parió a todos y continúan ofreciendo su trabajo, su oferta personal e intransferible.
Quizas me ha dado por escribir todo esto ya que hoy me he enterado de que a finales de Junio cerrará definitivamente la Bodega Gras, un local con mas de 70 años de historia donde se hace (según mi opinión) la mejor tortilla de patatas de Tarragona. (2 kg de patata, 6 huevos, 1 cebolla, aceite del bueno y 1 hora dandole vueltas para que se confite bien...) La tortilla congelada de cualquier franquicia (no hablemos de las áreas de servicio de las autopistas, eso es capitulo aparte) no debería ni tener el mismo nombre...
 
Prefiero un bocata digamos singular en el Boada que cualquier Pans & Company (al mismo precio por cierto).

 

Prefiero ir a ver a Susana al RTV Piñol en la calle Mayor para comprarle un túrmix, unas bombillas o un lavavajillas donde sé que me van a tratar bien, van a responder si algo falla y donde sé a donde va mi dinero que ir a una megamole del electrodoméstico donde me atiende una persona que muchas veces gana cuatro duros y donde muchas veces no hay tanta diferencia de precio.
Y sobretodo sobretodo prefiero ir al Mercat de Tarragona donde puedo comprar productos de temporada, pescados frescos, huevos, embutidos, disfrutar con la vista y comer mucho mas sano.
Por supuesto que yo también, como todos, voy a estos sitios que no me gustan, unas veces por comodidad, (las mas) otras por precio, y otras por inercia. 
Por suerte nuestro oficio todavía resiste, y no está estandarizado, puedes ir a ver a Fidel a comerte un arrocito, o a David a comerte unas tapas, o Eva a ver tiene de menú, te puedes ir a ver a Astrid a ver que le pasa por la cabeza a Ramón, o a Quintín a que te cuente que vinos ha descubierto y como está el menú degustación de Ana.
En fin, que espero que esto sea así por muchos años, que podamos continuar yendo al pequeño comercio y que los que todavía podemos nos apoyemos entre nosotros, yo te compro a tí, tu comes en mi restaurante, (vale aunque solo sea una vez...) y así seguimos la rueda. Y los que por desgracia no puedan y todo esto les suene a rollo patatero, lo entiendo perfectamente....
Salud a todos.
QQ